27
feb

Claro que sí. Si en algún momento de tu vida has contratado con tu banco un préstamo hipotecario de tipo variable, los últimos datos estadísticos indican que tienes un 50% de posibilidades de tener las llamadas cláusulas suelo.

Este tipo de cláusula limita la variabilidad del tipo de interés que se le aplica a tu hipoteca. Normalmente se suele fijar en el valor del Euribor aumentado en un diferencial porcentual. Para que nos entendamos mejor, es el famoso Euribor + X%. Ello quiere decir que los intereses de nuestra hipoteca serán el valor que cada momento tenga el Euribor sumado a ese porcentaje que hemos señalado como X%. Por lo cual, nuestra hipoteca cambiará cada vez que el valor del Euribor cambie. A veces a mayor, a veces a menor. De ahí que este tipo de hipotecas se llamen “de tipo variable”.

advocatum - cláusulas

¿Qué queremos decir cuando decimos que la cláusula suelo limita la variabilidad del tipo de interés? Muy sencillo. Si nosotros tenemos una clausula en nuestro préstamo hipotecario que nos dice que limita la variabilidad el tipo de interés al 2’5%, por ejemplo, quiere decir que por mucho que el Euribor baje, jamás vamos a pagar menos de ese 2’5%. Así de simple.

¿Y por qué se puede reclamar si lo he firmado? Te estarás preguntando. Pues porque el Tribunal Supremo primero y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea después, han decidido que ese tipo de cláusulas son nulas. Que deben tenerse por no puestas y que, por lo tanto, jamás debieron operar.

La cantidad reclamable será la diferencia entre lo que hemos pagado cada vez que se ha aplicado la cláusula suelo y lo que debimos haber pagado en caso de que se hubiera aplicado el tipo de interés variable que habíamos acordado con el Banco.

Al ser nulas dichas cláusulas, no tienen fecha de caducidad. No prescriben, salvo las del BBVA que prescribirán en marzo de 2020.

Lo recomendable, si sospechas que puedes tener este tipo de cláusulas, es que te pongas en contacto con nosotros para que analicemos tu préstamo hipotecario y nos pongamos en marcha. Puedes recuperar tu dinero. Anímate a ello.

Iban Ugarte Herrarte

ABOGADO

Deja un comentario